Páginas vistas en total

jueves, 6 de diciembre de 2012

GROW UP.

Todo cambia, y yo me niego a aceptarlo. Todo se complica y huyo de las responsabilidades. Me dan miedo, me agobian, y ante todo, me hacen sentirme mayor y eso es algo que me aterra. Llamadme inmadura, pero no quiero crecer, no quiero dejar de reírme por una palabra inventada o por un juego sin sentido. Correr, sin contar el tiempo, haciendo el velocirraptor. Grabar mi voz diciendo HOLAAAAA,  ¿COMO ESTÁN USTEDES?... y reírme una y otra vez como una niña al escucharme. Fingir llamadas de teléfono a mi misma en el pasado, y contarme mil secretos creyéndome mis aventuras. Ver Tarzán, Blancanieves, Cenicienta... y disfrutar, sola, comiendo palomitas, como si fuese la primera vez que las veo.

Sí, así es mi vida, infantil, inocente. Con puntos de madurez como la amistad y los comienzos del amor, pero con la esencia de un niño dentro de mi cuerpo.